Digital Trends

Open Banking: Cómo terceras partes pueden beneficiarse del nuevo reglamento financiero de la UE

Lars Markull •  4 Mayo 2018

Levante la mano si ya ha escuchado esto antes en Europa.

«¡Los clientes solo confían en bancos en lo referente a servicios bancarios pero no en cuanto a otros servicios como asesoría!» «¡Solo los bancos pueden crear servicios financieros para clientes finales!» «¡Los servicios financieros tienden a ser aburridos porque esto es como lo viven los clientes!»

¿Le suena familiar? Estas eran las declaraciones que escuchaba hace unos años de personas del sector en toda Europa. El sector de banca en Europa ha mantenido estos supuestos desde hace mucho tiempo porque no ha habido ejemplos modernos que contradijeran estas afirmaciones.

Sin embargo, la razón por la que no ha habido ejemplos en contra no era que estas declaraciones fueran correctas, sino que factores externos han evitado que se comprobaran (y al final han demostrado que son erróneos). El sector de banca europea ha estado viviendo de supuestos sin verificar.

Esto que ahora se está comprobando recupera el apoyo de una fuente esperada– el organismo regulador financiero. La nueva Directiva sobre servicios de pago 2 (o abreviadamente PSD2) está cambiando el panorama de la banca. La directiva entró en vigor en la mayoría de los países europeos en enero de 2018, pero su mayor impacto se sentirá a mediados de 2019. Esto es cuando los bancos tendrán que proporcionar interfaces para permitir que terceros accedan a los datos financieros y a la funcionalidad de pago de diferentes cuentas.

Cómo PSD2 ofrece un nuevo nivel de competencia en la interfaz de productos de banca digital

La PSD2 es parte del movimiento «Open Banking» que pone a disposición de terceros datos históricamente inaccesibles. Muchos países en todo el mundo siguen el ejemplo de la Unión Europea por una sencilla razón: aumentar la competencia en el sector de servicios financieros.

Durante mucho tiempo las instituciones financieras se han beneficiado de barreras para entrar y podrían consciente e inconscientemente evitar cualquier innovación. El nuevo reglamento permite competencia al mismo nivel entre profesionales (p.ej. bancos) y nuevos representantes del sector (p.ej. empresas emergentes en tecnología financiera o ajenos al sector).

Debido a un aumento de la competencia, los bancos y las empresas emergentes en tecnología financiera tienen que crear estrategias y productos completamente nuevos para los problemas existentes. Un nuevo servicio tiene que ser diseñado 100% digital puesto que el consumidor ya no aceptará fácilmente productos que tan solo sean bonitas páginas web basadas en procesos lentos y manuales.

En la lucha entre ágiles atacantes y grandes profesionales, la batalla más difícil estará en torno a la cuestión de a quien pertenecerá la interfaz en el futuro. El propietario de la interfaz tiene la oportunidad única de comunicarse con su cliente final a diario. Esto históricamente no lo han explotado los bancos, pero es uno de los principales puntos fuertes de las empresas tecnológicas.

Incluso no hay oportunidades de monetización a corto plazo con «tan solo facilitar la interfaz», las oportunidades después de un crecimiento considerable de usuarios – sobre todo interacciones diarias– son enormes. Los bancos no pueden perder ni perderán la batalla, ya que ser el «jugador de infraestructura absurda» reducirá su flexibilidad y oportunidades de venta cruzada. Ellos saben muy bien que los jugadores ágiles pueden elaborar un prototipo y lanzar servicios mucho más rápidamente, así es más probable llevarse puntos.

La PSD2 es el primer paso para permitir a nuevos representantes en el sector de la banca que ofrezcan interfaces bancarias y datos de acceso procedentes de bancos y otros proveedores de datos. Sin embargo, ¿cuál es la estrategia correcta para explotar este cambio de regulación? Tan solo porque el acceso esté disponible y las barreras de acceso se eliminen no quiere decir que no sea una victoria fácil.

Los reglamentos, los requisitos de gran capital y las estructuras de proveedores de servicios complejos todavía son puntos difíciles de abordar para las jóvenes emergentes. Sin embargo, el 2018 puede ser el año en el que las empresas innovadoras se beneficien del riguroso cambio reglamentario en banca.

Proceso de tres pasos para principiantes en tecnología financiera

Toda empresa o emergente que considere entrar en el sector de la banca debería incluir los siguientes tres pasos en su proceso de ideación.

a) Leer y entender el reglamento

Esto puede parecer evidente, pero le sorprendería la diferencia de conocimiento sobre la PSD2 entre representantes del sector. Por un lado, la PSD2 está rompiendo silos y permite que terceras partes accedan a datos personales, pero es importante entender que las cuentas bancarias y los datos financieros llegarán a estar disponibles y por lo tanto que las ideas realmente funcionaran.

Por otra parte, la PSD2 se considera a menudo un reglamento antibancario y a favor de las emergentes, pero este no es el caso. Las empresas emergentes o terceros proveedores tienen que estar plenamente conforme con la ley y en la mayor parte de los casos requieren un permiso para cumplir la PSD2 (según el país y el servicio exacto que se ofrece). Para representantes y ajenos al sector esto es especialmente un nuevo obstáculo que se está implementando a través de la PSD2.

b) Hable con profesionales del sector

Lamentablemente, leer el reglamento y los documentos adicionales solo proporciona la mitad de la visión. Por lo tanto, es crucial un contacto directo con los profesionales del sector si la empresa desea venderles un servicio. Esto se debe a diferentes factores, pero aún más importante es que los profesionales del sector pueden juzgar mucho mejor el impacto del nuevo reglamento.

Más importante que el reglamento en sí mismo es más importante la aplicación y la aceptación en el sector. Este paso es especialmente crucial para equipos y empresas que no tienen experiencia en banca.

c) Conectar con otros sectores

Después de entender el reglamento y la visión de profesionales del sector, el último paso importante es conectar el progreso con tendencias de otros sectores. La banca en Europa se ha aislado históricamente y el impacto de otros sectores tiende a retrasarse cuando se trata de banca. Sin embargo, esto está cambiando y cualquiera que esté iniciando un servicio en el sector bancario tiene que echar un vistazo fuera del sector. Temas como el Reglamento General de Protección de Datos, Blockchain, y Voice no son más que la punta del iceberg.

El nuevo reglamento brinda enormes oportunidades y la Directiva sobre servicios de pago puede ser la que ofrezca las mayores oportunidades. Los procesos de ideación comunes pueden ser una gran ayuda para identificar las necesidades de los clientes y desarrollar nuevos productos. Sin embargo, en el momento en el que la idea se acerca al reglamento financiero, el equipo debería prestar especial atención a los pasos anteriormente mencionados.

A menudo puede ser bastante fácil ser una empresa que inicia su andadura y es un arma poderosa tener el reglamento que apoye indirectamente su negocio. Sin embargo, las oportunidades atraerán a otros participantes y la velocidad es a menudo uno de los factores decisivos. Estos tres pasos pueden ser muy útiles para identificar ideas valiosas de forma más rápida y llevarlas a cabo desde ahí.