Digital Trends

Por qué la experimentación y el método Lean Startup son la clave del éxito de un producto

Jean-Pierre Lambert • 16 Mayo 2018

Como dueño de un producto o gestor de producto, ¿qué es para usted lo que hace que un producto tenga éxito?

Según su perfil y sus experiencias, las respuestas pueden ser diferentes. Algunas de las respuestas más comunes:

  • Una base técnica sólida
  • Magnífica experiencia y diseño extraordinario
  • Innovación y originalidad
  • Responde a las necesidades de los usuarios finales

En cada respuesta hay algo de verdad pero hay que profundizar. La clave del éxito no reside en el producto en sí mismo, sino en el desarrollo del proceso que lleva al producto: repetir y experimentar.

Este método tiene un nombre: Lean Startup.

Lean Startup: experimentar y adaptarse más que dar por hecho

El método «Lean Startup» se introdujo por Eric Ries en su libro con el mismo nombre.

En él explica como las empresas emergentes logran competir con las empresas más grandes con un presupuesto comparativamente irrisorio. Él denominó a estas empresas como lean startups. El término significa llegar a ser consciente de todas las hipótesis que hacemos y retarlas con experimentos más que darlas por hecho.

Tomemos el ejemplo de un sitio de comercio electrónico.

Más que asumir que nuestros usuarios necesitan filtrar el catálogo con mayor precisión para encontrar más fácilmente lo que buscan, vamos a reformular los supuestos.

Hipótesis 1: Nuestros usuarios no encuentran fácilmente lo que buscan.

Hipótesis 2: Un filtro en el catálogo permite a los usuarios encontrar más fácilmente lo que buscan.

Damos por hecho que los usuarios tienen dificultades para encontrar lo que buscan, pero también damos por hecho que la instalación de filtros sería la solución. Esto son dos hipótesis diferentes. La cuestión ahora es como confirmar o refutar estos supuestos. Esto requiere uno o dos experimentos. Puede ser en forma de pruebas de usuarios, pruebas A/B o desarrollo creciente. De esta manera, podemos desarrollar un primer nivel de filtro simplista y desarrollarlo si los resultados son positivos.

Su éxito viene determinado por su velocidad de aprendizaje

Estos ciclos de experimentación pueden compararse con los siguientes procesos de aprendizaje

  • Distánciese de la situación y reformule su entendimiento en forma de hipótesis.
  • Haga pruebas que le permitan validar o invalidar estas hipótesis.

La lección de la historia: puede dar por hecho una hipótesis o puede descubrir que tiene una visión distorsionada de la situación.

Este aprendizaje es la clave del éxito de su producto. Esto es lo que le permitirá crear el producto correcto – el que le satisface las necesidades reales de una forma innovadora por medio de la experiencia adictiva del usuario.

Cuánto más rápido aprenda, más rápido alcanzará el éxito de su producto

La cuestión no es si usted aprenderá, sino si aprenderá suficientemente rápido. Puede aprender más rápido que sus competidores, pero también – en el caso de una empresa emergente – ¡suficientemente rápido para encontrar su mercado antes de que se quede sin dinero!

Los requisitos para un aprendizaje rápido

Por lo tanto, tenemos que lograr reproducir este ciclo de aprendizaje lo más rápido posible. Se pueden identificar tres requisitos:

  • Tenemos que crear y cultivar la forma de pensar correcta (p.ej. no damos nada por hecho y cuestionamos nuestras ideas preconcebidas).
  • Tenemos que seguir un método riguroso de experimentación: se observa un grado de certeza en todas las hipótesis y un experimento debe llevarse de forma sistemática a validar o invalidar hipótesis arriesgadas.
  • El producto debe ser creado de tal forma que permita estos experimentos de manera rápida y frecuente.

Este último punto merece especial atención.

Ningún producto excelente sin una técnica excelente

¿Cómo logra establecer estos experimentos constantes?

Es necesario que el producto se cree para lograrlo. Las decisiones técnicas se toman en la base del producto para que este permita los experimentos.

Todos los gigantes de Internet como Google, Apple, Facebook y Amazon actúan de esta forma. Se dice que Amazon efectúa un cambio de su producto cada 11.6 segundos. Todos estos innumerables cambios incluyen evoluciones funcionales y corrección de errores, pero para la mayor parte el foco reside en las pruebas A/B, que son los experimentos.

Vamos a hablar de la excelencia técnica. Desde un punto de vista técnico, su producto tiene que ser perfecto. Esto no supone perfección, sino que nada debe impedir la velocidad de desarrollo (y como resultado la experimentación).

Por lo tanto, es una cuestión de gestionar la deuda técnica e implementar buenas prácticas y herramientas como entrega continua. Esto permite el despliegue de producción para operar de la manera más fluida posible, especialmente reduciendo al mínimo cualquier intervención manual.

La excelencia técnica no lo es todo

Tenga cuidado de no perder de vista lo más importante: el producto.

Si la excelencia técnica es una necesidad que le permitirá experimentar rápidamente y lograr el éxito de su producto, entonces se requiere continúa atención en el producto.

En otras palabras, no es solo la excelencia técnica lo que le conducirá al éxito. Es su foco permanente en el producto lo que le permitirá lograrlo.

Entonces ¡maneje su excelencia técnica según sus restricciones y aspiraciones del producto!

En resumen

Identifique los supuestos básicos y experimente validar o invalidarlos. Este trabajo de hipótesis y experimentación constituye un ciclo de aprendizaje. Cuánto más rápido sea su ciclo de aprendizaje, mayores serán las probabilidades de éxito.